Cómo Combatir Las Enfermedades de Infertilidad: Una Guía Para La Endometriosis y SOP

Enfermedades de infertilidad: endometriosis y PCOS

Lo más probable es que si estás buscando respuestas, ya estés luchando por quedar embarazada. Una de cada cinco parejas lucha contra la infertilidad, pero la causa de cada situación puede ser increíblemente diferente. Averigua qué puedes hacer con respecto a tu diagnóstico.

Un sorprendente 12% de las mujeres luchan contra la infertilidad. A pesar de las estadísticas que nos muestran que la infertilidad es casi igual entre los sexos, debido a una larga historia de estigma, a menudo puede parecer que este problema descansa solo en los hombros de las mujeres.

Muchas cosas pueden causar infertilidad. Quizás el más común de todas se deba a enfermedades de infertilidad como el SOP (síndrome de ovario poliquístico) y la endometriosis.

Peor aún, las mujeres con estas afecciones tienen menos dificultades para quedar embarazadas pero sufren más para mantener el embarazo. Los abortos espontáneos pueden tener un efecto profundamente negativo en la salud mental de una persona.

De hecho, las investigaciones (enlace ingles) han demostrado que los abortos espontáneos múltiples tienden a agravar los síntomas depresivos, dejando las cicatrices de la experiencia para que permanezcan incluso después de nacimientos posteriores.

Entonces, tal vez estás pensando que si eres como los 200 millones de mujeres que se estima que luchan contra la endometriosis en todo el mundo, no tiene sentido, ¿verdad?

Incorrecto. Muchas cosas pueden ayudar a mejorar la posibilidad de quedar embarazada cuando padeces de enfermedades que pueden causar infertilidad. Algunas de ellas ni siquiera requieren una visita al médico.

Enfermedades de Infertilidad: Endometriosis y Fertilidad

Enfermedades de infertilidad: endometriosis y fertilidad - mujeres que sufren de endometriosis

Se estima que 1 de cada 10 mujeres sufre de endometriosis, solo en los Estados Unidos. Millones más en todo el mundo están sujetas a los estragos que la enfermedad no diagnosticada puede causar en su cuerpo.

La endometriosis es una enfermedad que se caracteriza por el crecimiento anormal del tejido endometrial (revestimiento uterino) usualmente ocurriendo fuera de su hábitat normal. Cuando estos tejidos migran fuera del útero, pueden unirse a todo tipo de lugares aleatorios. Si bien generalmente se encuentran en lugares extraños en toda la cavidad pélvica, se han encontrado casos extremos de endometriosis infiltrando lugares como el intestino o incluso el recto.

La endometriosis es una enfermedad increíblemente dolorosa y debilitante para muchas mujeres. Causa inflamación generalizada, que se traduce en calambres extremos, períodos abundantes, coagulación y fatiga. Si esto no fuera lo suficientemente malo, un número abrumador de mujeres con esta enfermedad también informan relaciones sexuales dolorosas, trastornos del sueño y una acumulación masiva de tejido cicatricial irregular.

A pesar de ser bastante ubicuo, la causa exacta de la endometriosis no está clara. El diagnóstico de la enfermedad puede resultar en cirugía exploratoria, y la mayoría de los tratamientos son superficiales en el mejor de los casos.

En casos extremos, la intervención quirúrgica, incluida la histerectomía, se usa para tratar los síntomas de la enfermedad. Afortunadamente, los avances en los tratamientos de fertilidad, e incluso las opciones de subrogación, ahora están ayudando a las mujeres de todo el mundo a cumplir sus sueños de formar una familia.

Enfermedades de Infertilidad: SOP y Fertilidad

Enfermedades de infertilidad: SOP y fertilidad

El síndrome de ovario poliquístico se ha reportado en un 10% de las mujeres en todo el mundo. Se considera el trastorno endocrino más común que se manifiesta en las mujeres. Además de los problemas de infertilidad, el proceso de la enfermedad también se ha relacionado con la diabetes gestacional y la hipertensión, el síndrome metabólico, la depresión e incluso el cáncer.

Podría decirse que una enfermedad tan devastadora merece más presión y atención de la que ha obtenido hasta ahora. A pesar de su prevalencia, la causa del SOP aún se desconoce. Lo que se sabe es que el SOP es un trastorno endocrino, caracterizado por la sobreproducción de andrógenos, expulsados de los ovarios. Los andrógenos son hormonas “masculinas”, como la testosterona, la DHEA-S y la androstenediona.

La producción y proliferación de estas hormonas aparentemente específicas para hombres causa una serie de síntomas incómodos en las mujeres con la enfermedad. Períodos irregulares o limitados, exceso de vello corporal y facial, piel gruesa, oscura y aterciopelada. También puede causar estragos en su estado mental general, su metabolismo y la capacidad de quedar embarazada.

Peor todavía, la mayoría de las mujeres que luchan con SOP también tienen problemas de peso, problemas de tiroides y pérdida de cabello, además de otras dolencias potencialmente mortales que aparecen a su paso.

Cómo Combatir las Enfermedades de Infertilidad en el Hogar

 Enfermedades de infertilidad: Mujer con infertilidad

Después de leer la sinopsis de estas dos enfermedades comunes, o lidiar con sus horribles efectos y síntomas, puede ser fácil sentirse un poco desesperado e indefenso. Pero estamos aquí para decirte que no entres en pánico.

Hay varias opciones de tratamiento y métodos de fertilidad diferentes. Además, hay algunas maneras que pueden ayudar a disminuir los efectos devastadores de estas enfermedades en el hogar.

Tanto para el SOP como para la endometriosis, hay algunos cambios clave en el estilo de vida que puedes hacer, que pueden ayudar a mejorar tus síntomas.

Edad

El factor principal que afecta la fertilidad viable en cualquier mujer es la edad. Si bien puede ser un poco incómodo escucharlo, la investigación sugiere que a medida que envejecemos, también lo hacen nuestros ovarios. Esto significa que incluso si no estás listo para comenzar una familia en tus 20 años, podría ser una buena idea considerar congelar algunos óvulos. Especialmente si sufres de alguno de estos problemas.

Peso

Otra consideración de estilo de vida “más fácil decirlo que hacerlo” es el peso. Nadie quiere escuchar que tienen sobrepeso. Muchos de nosotros nos sentimos impotentes para cambiarlo. Especialmente si estás lidiando con las obstinadas libras causadas por el SOP.

Sin embargo, se ha demostrado que la dieta y el ejercicio tienen algunos efectos bastante profundos sobre la capacidad de quedar embarazada. Los efectos negativos de enfermedades como el SOP y la endometriosis se ven agravados por las dietas ricas en azúcar, carbohidratos y grasas saturadas. Los altos niveles de fibra, disminuir el consumo de gluten y volverse un poco más flexibles con tu alimentación son formas realmente excelentes de ayudar a controlar los niveles de insulina y el aumento de peso.

Por ejemplo, el ejercicio simple, como caminar 30 minutos al día o asegurarse de que su Fitbit alcanza los 10,000 pasos diarios. Estas pueden ser algunas formas excelentes de combatir esos kilos de más que pueden inhibir su capacidad y motivación para quedar embarazada.

Un nuevo estudio publicado en Dialogues in Clinical Neuroscience (enlace en inglés) ha encontrado un vínculo significativo entre los niveles de estrés y la infertilidad. Encontrar formas de descomprimirse, como buscar asesoramiento o psicoterapia, ha demostrado ser una gran manera de mejorar el ánimo de las personas que luchan contra la infertilidad.

Elegir ejercicios de bajo impacto y relajantes, como el yoga, puede tener un doble impacto. Reducen los niveles de estrés y mejoran la flexibilidad y la salud cardiovascular.

Incluso si has realizado todos estos cambios positivos en tu vida, hay una varita mágica que aleja las dificultades que la infertilidad y estas enfermedades pueden causar. Asegúrate de buscar ayuda en el momento en que creas que la necesitas.

Hay una serie de intervenciones médicas que, cuando se comienzan desde el principio, pueden ayudar a frenar el dolor, la angustia y las frustraciones de lidiar con estos problemas. No tengas miedo de apoyarte en las personas más cercanas a ti y en tus proveedores médicos, porque donde hay voluntad, hay manera de lograrlo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de su visita. Si está de acuerdo, haga clic en Aceptar y si rechaza, todas las cookies en nuestro sitio web se desactivarán, aunque no le garantizamos un funcionamiento perfecto de las mismas. Más información en nuestra Política de cookies Ver más