La Historia de la Infertilidad: Tratamientos, Explicaciones y Más

La historia de la infertilidad

Desestigmatizar la infertilidad es el primer paso para comprender que no estás solo.

La historia de la infertilidad es larga. Para muchas parejas, una de cada ocho según los Centros para el Control de Enfermedades, la infertilidad es una experiencia angustiosa y difícil. Pocas pruebas en nuestras vidas pueden igualar el desaliento que se siente cuando tratar de comenzar una familia parece imposible.

Si bien la esperanza a veces puede parecer lejana, los avances en tecnología médica han ayudado a familias en todo el mundo a realizar sus sueños con mayor éxito que nunca. Con la medicina contemporánea, usted y su pareja pueden sentirse cómodos al saber que ahora existen soluciones que, incluso en la última década, parecían improbables.

Comprender que la infertilidad es una aflicción médica diagnosticable y superable, que no es en modo alguno culpa del paciente (o de las estrellas), puede brindar un poco de la comodidad tan necesaria a las parejas que enfrentan este desafío.

Saber que no estás solo, y saber hasta dónde hemos llegado, puede ayudarnos a comprender que tan lejos podemos llegar.

La Historia de la Infertilidad: ¿Hasta dónde hemos llegado?

 evolución de la infertilidad

 

En 1962, el Dr. Donald Robert Johnson organizó un discurso presidencial sobre la “Historia de la infertilidad humana”. Apenas 16 años antes del nacimiento del primer bebé resultado de la reproducción asistida, el testimonio del Dr. Johnson muestra qué tan lejos puede llegar la medicina en unos pocos años, y más aún, qué tan lejos ha llegado desde el principio de los tiempos.

Al afirmar que la infertilidad ha “ocupado las mentes de los hombres desde la antigüedad”, el Dr. Johnson muestra cómo el mundo del siglo XX veía la infertilidad. Al ser un problema para las mujeres, solo los hombres podían resolverlo.

Esto nos dice cuán novedoso es el enfoque unificado del problema y cómo nuestras mentes y sociedades se han expandido en un tiempo relativamente corto..

La Historia de la Infertilidad: El Peso de la Mujer

la carga de infertilidad de una mujer

 

A lo largo de los tiempos antiguos, se pensaba que la infertilidad era una maldición enviada por los dioses, y que solo las mujeres la sufrían. De hecho, no fue hasta finales del siglo XIX cuando la fertilización y la reproducción sexual se entendieron completamente.

Durante milenios, las tribus y las culturas creían que cualquier dificultad con la concepción era puramente secundaria a la condición femenina. Sin prestarle atención al papel crucial que juegan los hombres en la reproducción, o de las dificultades, de las enfermedades personales, los traumas y las desfiguraciones.

Tribus antiguas

Las tribus antiguas en Australia ni siquiera creían que los niños fueran producto del sexo. En cambio, sostuvieron que el embarazo era el resultado de la dieta de una mujer. La tribu Euduna insistía en que los niños parcialmente blancos eran concebidos debido al pan blanco que los colonos blancos daban a las mujeres nativas, en lugar de la copulación entre las dos razas.

Los isleños de Trobriand asumieron que el embarazo sucedía porque se rompía el himen y que el sexo era puramente por placer, no por procreación. Dejando la carga de cualquier dificultad, deformidad o infertilidad resultante, sobre las mujeres.

Si bien el antiguo Egipto tenía algunos textos inspiradores sobre la infertilidad como una condición médica, estas postulaciones se dejaron atrás con el paso del tiempo.

En la época griega y romana, mientras que otros aspectos de la medicina mostraban gran promesa científica, la infertilidad seguía siendo una maldición de los dioses. En Grecia, una mujer infértil tenía el nombre de “hombre castigado” y el útero disfuncional era un “alma irracional”.

A los romanos no les fue mejor, donde durante la fiesta de Marte azotaban los vientres de mujeres infértiles con látigos hechos de piel de cabra, creyendo que el acto los liberaría de sus “maneras estériles”.

La Edad Media

La Edad Media estaba regulada por la ley puritana, con la creencia de que la infertilidad era el castigo de Dios por las formas pecaminosas y que el sexo era solo para la reproducción. De hecho, se creía que tener relaciones antes de comprometerse podía ser causa de la infertilidad.

El Renacimiento permitió el regreso de la ciencia y el raciocinio, pero no fue hasta 1677 que se empezó a considerar el papel del esperma. A los académicos y médicos les llevó más de un siglo determinar que el esperma era incluso necesario para la fertilización de un óvulo.

Durante el período comprendido entre los siglos XV y XIX, las mujeres fueron consideradas como criaturas “frágiles”. Fueron relegadas a una vida en el interior, dedicada a la servidumbre y la crianza de los hijos. Incluso si esos niños no fueran los suyos.

En la época victoriana, las madres ricas se distanciaron aún más de sus propios hijos. Centrándose en los gestos sociales, como eventos de caridad y pasatiempos tranquilos como el arte o la costura. Las mujeres acomodadas no podían tener vínculos estrechos con sus propios hijos. Sin embargo, esto hizo poco para aliviar la carga que sentían las mujeres sujetas a infertilidad.

Las mujeres infértiles no podían convertirse en criadas o institutrices, por temor a que sufrieran una crisis y se robaran a los niños. Las familias ricas podían adoptar niños, pero tanto la mujer de la casa como el propio niño podían sufrir el ridículo.

Esto llevó a la mayoría de las mujeres a ocultar su infertilidad por vergüenza. Los médicos de la época tampoco pudieron abordarlo por temor a ser exiliados.

La Historia de la Infertilidad: Avances en la Medicina

Avances en medicina sobre la infertilidad

 

Desde principios del siglo XX, la medicina reproductiva ha recibido mucho más crédito como ciencia legítima. Sin embargo, no fue hasta finales de la década de 1970 que la comprensión fue lo suficientemente buena como para promover y facilitar la primera fertilización in vitro. Desde ese tiempo, hace menos de 40 años, la medicina se ha aferrado a los problemas relacionados con la infertilidad con un vigor renovado.
En los últimos 10 años, las múltiples opciones de tratamiento, desde la FIV hasta la subrogación gestacional, han ayudado a que las parejas de todo el mundo se conviertan en la familia amorosa con la que siempre han soñado. La medicina ahora entiende que no se trata solo de un problema “femenino”. A veces, ninguna cantidad de tinturas, cantos o relajación puede ayudarte a conseguir el hijo que te mereces.
Con una variedad de tratamientos y exámenes disponibles que se enfocan en ambos padres, los índices de éxito han mejorado astronómicamente. Hoy en día existen evaluaciones tanto para pacientes masculinos como femeninos, así como detección avanzada de enfermedades genéticas. La investigación sobre la regeneración de tejidos y la conservación criogénica también han ayudado a mejorar las tasas de fertilidad.

La Historia de la Infertilidad: Lo que Viene Ahora

 lo que viene después en la infertilidad

 

La historia de la infertilidad ha sido oscura, confusa y, a veces, deprimente. Pero hay un futuro más brillante por delante. Elegir una clínica y un proveedor de fertilidad que se dedicará completamente a usted y a su familia puede ayudarte a ver la luz.

Los avances en la ciencia médica pueden ayudar a identificar la causa de su infertilidad. Además, puede ayudar a dirigir a los médicos a una solución viable. Garantizar la seguridad y protección de su futura familia es nuestro negocio.

Es importante que se arme con un proveedor que esté en sintonía con las tendencias médicas y científicas más recientes.

En Ilaya, un equipo de profesionales dedicados no solo atienden tus necesidades físicas, sino que también ofrecen el apoyo emocional y la comodidad que más necesita. Además de la tranquilidad que solo puede obtener de años de experiencia dedicada.

Nuestro equipo te brindará la mejor atención que la ciencia, la medicina y la compasión pueden ofrecerte.

La medicina puede cambiar rápidamente. Nuestro personal se adapta fácilmente para garantizar que su familia tenga la mejor oportunidad posible de alcanzar sus sueños. Estaremos allí contigo, en cada paso del camino, porque creemos en nuevas posibilidades para la vida.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de su visita. Si está de acuerdo, haga clic en Aceptar y si rechaza, todas las cookies en nuestro sitio web se desactivarán, aunque no le garantizamos un funcionamiento perfecto de las mismas. Más información en nuestra Política de cookies Ver más