Información y Prevención: Una Guía Para El Coronavirus

Cuidado con el coronavirus

Tras el brote mundial, los expertos advierten que la enfermedad podría ser clasificada rápidamente como una pandemia. Esto es lo que necesitas saber para mantenerte a ti y a tu familia a salvo. 

Una gran parte de nuestro negocio aquí en Ilaa es cuidar de ti y de tu familia. Mientras que muchos de nuestros médicos y personal se centran en tu salud reproductiva, también cuidamos de su salud general. 2019-nCoV, o el Coronavirus de Wuhan, es un virus recientemente descubierto que puede plantear serias complicaciones de salud para muchos. Aunque el virus es increíblemente grave, con la información y la conciencia adecuadas, no hay necesidad de asustarse.

Tu familia es siempre nuestra principal prioridad, y cuando surjan situaciones que puedan poner en peligro tu salud, queremos asegurarnos de que tengas la mejor y más fiable información y material disponible. Permitiéndote así estar informado y preparado para lo que pueda venir.

 

¿Qué es el Coronavirus Wuhan? 

Los titulares se dispararon en diciembre de 2019 cuando el misterioso virus comenzó a extender su virulencia por todo el centro internacional de Wuhan, China. Infectando a miles y matando a cientos en pocos días, el virus pronto demostró ser mucho más agresivo de lo que se pensaba. Con solo un goteo de información, las tensiones aumentaron a medida que se informaba de más casos del nuevo virus. Desde ese primer caso a mediados de diciembre de 2019, hasta el 6 de febrero de 2020 se confirmaron casi 28.300 casos del Coronavirus de Wuhan, por lo que se trata de un elemento increíblemente contagioso. 

¿Pero qué es exactamente el 2019-nCoV?

El Coronavirus de Wuhan es un tipo de virus que causa una grave enfermedad respiratoria. Lo que resulta en síntomas como fiebre, tos y falta de aliento. Estos síntomas pueden progresar hasta llegar a la insuficiencia respiratoria completa y la muerte. Sin embargo, el virus tiene un amplio rango de severidad dependiendo de la persona que infecta. En algunos casos, se observan pocos síntomas, mientras que otros se ven gravemente afectados. Lo que dificulta aún más el estudio, ya que las personas con síntomas leves pueden no buscar una evaluación médica, a pesar de que todavía pueden infectar a otros. Los investigadores estiman que, en promedio, cada persona infectada transmite la enfermedad a otras 2,6 personas.

Aunque es un nuevo virus, los investigadores están familiarizados con su forma y función. Los coronavirus, como el 2019-nCoV, no son un territorio desconocido para muchos epidemiólogos. Sin embargo, esto no los hace más fáciles de tratar o estimar la transmisión y la mortalidad, solo más rápidos para reconocer y desarrollar pruebas de diagnóstico. Los coronavirus generalmente causan enfermedades problemáticas en las especies de aves, pero históricamente se ha sabido que dan el salto a la infectividad humana.

Enfermedades como el SARS y el MERS también son tipos de coronavirus de los que puedes haber oído hablar. Como estos virus sacudieron el mundo en 2003 y 2017 respectivamente, todavía no existe un tratamiento o vacuna eficaz para ninguna de las dos enfermedades. El Coronavirus de Wuhan es similar en este aspecto también. Si bien no se conoce ningún tratamiento o vacuna, existen medidas de apoyo eficaces que pueden adoptarse para las personas que contraen la enfermedad.

Tal vez lo más alentador de poder observar las pautas de los coronavirus vistos anteriormente, es que con medidas de control eficientes y prácticas públicas de prevención, se puede suprimir la propagación de este tipo de virus.

¿Cómo se propaga el Coronavirus?

Bebé y madre

Como muchos otros tipos de virus respiratorios, el Coronavirus de Wuhan se propaga por medio de gotitas. Esto significa que el virus se encuentra en cosas como la saliva y el moco, similar a la gripe. Un informe del New England Journal of Medicine reveló que se ha encontrado un virus activo en muestras de heces y en gotas respiratorias. Entonces, ¿qué significa todo esto para ti?

Cada vez que alguien tose o estornuda, se liberan diminutos trozos de moco y saliva en el aire. Se conocen como gotas respiratorias. Si estas gotitas contienen el virus y luego entran en contacto con tus propias membranas mucosas (revestimiento de la nariz, en la boca o los pulmones), entonces tienes la posibilidad de contraer el virus.

Como el virus también se encuentra en las heces, eso significa que las superficies también pueden estar contaminadas. Así que si alguien hace un trabajo menos que estelar de lavarse las manos y luego tocas una superficie compartida, también puedes infectarte de esta manera. Esto ocurre cuando se dejan pequeñas partículas y se recogen cuando tocas esa superficie compartida. Estas partículas pueden transferirse a las membranas mucosas cuando te frotas los ojos o te tocas la nariz o la boca con la mano desnuda y sin lavar.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de contraer el virus?

Posibles complicaciones de contraer coronavirus

Como se mencionó anteriormente, algunas personas experimentan síntomas tan leves del virus, que ni siquiera van al hospital, mientras que en otros la enfermedad puede resultar rápidamente fatal. En una entrevista reciente, el profesor Neil Ferguson, del Imperial College de Londres, analiza por qué la gravedad de la enfermedad y a quién es probable que afecte sigue siendo difícil de predecir en este momento. De hecho, en el vídeo, el profesor Ferguson continúa diciendo que es debido a esta amplia gama de síntomas que el Coronavirus de Wuhan puede ser más peligroso que otros coronavirus como el SARS.

Así que, en cierto modo, la complicación más letal de la enfermedad es ni siquiera saber que la tienes, lo que permite a las personas infectadas propagar la enfermedad a otros sin su conocimiento. Los síntomas físicos de la enfermedad generalmente se asemejan a los de la gripe:

  • Fiebre
  • Nariz que gotea
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en las articulaciones
  • Fatiga
  • Diarrea
  • Tos
  • Problemas Respiratorios (de leves a graves)

 

En los casos más graves, los pacientes pueden experimentar cosas como

  • Neumonía
  • Toser con sangre
  • Fallo Respiratorio
  • Fallo Renal
  • Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda
  • Problemas Cardíacos
  • Sistema Inmunológico debilitado

¿Cómo se trata el Coronavirus Wuhan?

Tratamiento de coronavirus

Debido a que no existe una vacuna para la enfermedad, la única manera de tratar el 2019-nCoV es tratando los síntomas a medida que aparecen. Usar el reemplazo de fluidos para evitar que los pacientes se deshidraten. A veces, los expectorantes se utilizan para ayudar a estimular la salida de líquido de los pulmones al toser, y los esteroides para disminuir la hinchazón de las vías respiratorias.

Los antipiréticos, como el paracetamol y el ibuprofeno, se utilizan para tratar fiebres y dolores corporales. El oxígeno suplementario se da cuando los niveles bajan demasiado en el aire normal. Si los problemas respiratorios se vuelven severos, los pacientes pueden colocarse en una máquina llamada ventilador, que ayuda a forzar el aire en los pulmones y asiste al paciente que tiene dificultad para respirar por sí mismo.

Pero quizás el mejor tratamiento para esta enfermedad es la prevención y la práctica de precauciones personales.

 

¿Qué precauciones debes tomar para protegerte a ti mismo y a tu familia?

Precauciones contra el coronavirus

Las mejores precauciones que tú y tu familia pueden tomar son en realidad bastante simples. ¡De hecho, muchas de estas precauciones deberían ser practicadas regularmente por todos y todo el tiempo! Reducen el riesgo de contraer cualquier tipo de enfermedad respiratoria.

Lávate las manos regularmente

¡Lávate, lávate, lávate! Sí, es cierto, simplemente lavarse las manos con agua y jabón regularmente puede ayudar a reducir en gran medida el riesgo de contraer cualquier número de enfermedades. Así que recuerda lavarte a menudo, y lavarte bien.

Evita tocarte la cara

Intenta no tocarte la nariz, la boca o los ojos a menos que te hayas lavado las manos. Si tienes que frotarte la cara, intenta rascarte el dorso de la mano o la muñeca para disminuir esa comezón hasta que tengas acceso a un lavado de manos o a una desinfección.

Reduce tu contacto con los enfermos

Aunque es difícil no estar ahí para los seres queridos y amigos cuando se sienten mal, haz un esfuerzo para limitar tu exposición a cualquiera que pueda tener una enfermedad respiratoria. Anímalos a ver a su médico y tal vez cambiar al video chat por unas semanas.

Quédate en casa cuando te sientas mal

Si tú o alguien de tu familia se siente mal… ¡Quédate en casa! Sí, esto significa quedarse en casa y no ir a la escuela o al trabajo cuando te sientes mal. Especialmente si tienes fiebre o una tos desagradable.

Cubrir siempre

Siempre cúbrete la tos y los estornudos… ¡pero espera! ¡No uses esa mano! Cubre la tos y los estornudos poniendo tu cara en la parte interna del codo y mirando hacia abajo. Esto evita que las manos se cubran de gérmenes (que pueden ser transmitidos a las superficies compartidas), y también dirige cualquier gota hacia el suelo y no hacia otros.

Limpia con frecuencia

Ya sea que tú, un miembro de la familia o un amigo se sienta mal, o tal vez solo porque es temporada de gripe, presta mucha atención a la limpieza regular de las superficies compartidas. Cosas como pomos de puertas, baños y escritorios requieren una atención especial durante estos tiempos.

Ve a tu médico

Si experimentas alguno de los síntomas mencionados anteriormente, llama a tu médico habitual. Hazles saber cualquier viaje reciente relevante y lo que estás experimentando. ¡Si vas a la consulta, asegúrate de practicar una buena higiene de manos y cúbrete la tos! Usar una máscara en las salas de espera o en los consultorios médicos siempre es una buena idea.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de su visita. Si está de acuerdo, haga clic en Aceptar y si rechaza, todas las cookies en nuestro sitio web se desactivarán, aunque no le garantizamos un funcionamiento perfecto de las mismas. Más información en nuestra Política de cookies Ver más