Subrogación en la República Checa: ¿El nuevo destino de la Subrogación?

Subrogación en la República Checa - Padre con bebé sustituto

La subrogación en la República Checa se ha incrementado. ¿Qué significa esto para tu familia y tú?

La maternidad subrogada en toda Europa puede ser una cuestión un poco complicada. En muchos países, esta práctica está totalmente prohibida. De hecho, en países como Francia, Alemania y Suecia, la práctica es totalmente ilegal, ya sea comercial o altruista.

Por otro lado, países como España y Suiza tienen disposiciones que permiten que los padres adquieran niños nacidos de madres sustitutas en países donde sea legal, a pesar de que el proceso es legal dentro de sus propias fronteras.

En el Reino Unido, los acuerdos de gestación subrogada son legales siempre que sean de naturaleza altruista, lo que significa que la madre sustituta no es compensada más allá del reembolso de los gastos incurridos. Las aguas que rodean la maternidad subrogada en el Reino Unido siguen siendo bastante turbias y los tiempos de espera son excepcionalmente largos.

Ucrania ofrece la subrogación comercial, un acuerdo en el que se paga a la madre de alquiler por sus esfuerzos, siempre y cuando los padres previstos sean una pareja heterosexual legalmente casada.

Como si el proceso de lidiar con las dificultades inherentes de la infertilidad y la planificación familiar no fuera lo suficientemente difícil, los padres esperanzados tienen que pasar por la dificultad de encontrar un programa de madres sustitutas que no solo los acepte, sino que también cumpla con las leyes y regulaciones de su país de origen. Para muchos padres, esto empuja los límites de lo que cualquier persona puede manejar razonablemente. Sin embargo, ahora puede haber una solución mejor.

 

Subrogación En La República Checa: ¿Una Mejor Elección?

Aunque la maternidad subrogada sigue siendo un tanto polémica en el país, cada vez son más las parejas que se dirigen a la República Checa para explorar las opciones que pocos lugares están dispuestos a ofrecer.

Lo que hace que la República Checa destaque entre otras opciones posibles en Europa no es necesariamente lo que el país ofrece, sino lo que no ofrece. Para explicar esto: la gestación subrogada en la República Checa no es legal. Pero tampoco es ilegal. De hecho, no está regulada en lo absoluto, lo que significa que las parejas que no tienen otra opción (como las parejas homosexuales o los padres solteros) pueden mirar hacia la República Checa como una opción viable para su futuro proceso de construcción de la familia.

Los programas de maternidad subrogada transfronterizos también están comenzando a ganar popularidad, especialmente los que se asocian con la cercana Ucrania. A menudo, gran parte de la atención y los tratamientos se llevan a cabo en Ucrania, mientras que la madre de alquiler es de la República Checa. Ella residirá en su país de origen hasta que llegue el momento de tener el bebé.

Los programas de maternidad subrogada transfronterizos ofrecen la experiencia existente de los populares programas de maternidad subrogada de Ucrania para ir de la mano con las leyes de la República Checa. Esto significa que los hombres homosexuales y solteros ahora tienen una mejor opción para sus necesidades de planificación familiar. ¡Y dentro de Europa!

Esto representa una gran ventaja para esas parejas, ya que históricamente han tenido pocas opciones fuera de los programas en los Estados Unidos, los cuales para muchos son prohibitivos en cuanto a costos se refiere.

 

Subrogación En La República Checa: ¿Cómo Funciona?

La República Checa tiene pocas leyes sobre la maternidad subrogada. De hecho, se menciona muy poco en su legislación. De las pocas disposiciones que existen, quizás la más notable es el párrafo 4 del artículo 2 de la Constitución de la República Checa, que establece que todos los ciudadanos son libres de hacer cualquier cosa, siempre que no esté prohibida por la ley.

Por lo tanto, como la gestación subrogada no está expresamente prohibida por la ley, se considera legal. En el Código Civil de la República Checa se hace referencia a la maternidad subrogada, lo que confirma la legalidad de los ordenamientos jurídicos, como las órdenes previas al nacimiento y los acuerdos de maternidad subrogada.

En cuanto a la filiación, la República Checa considera como madre a toda mujer que ha dado a luz a su hijo, independientemente de la conexión biológica. La donación de óvulos está legalmente permitida en el país.

Es un proceso anónimo, que solo puede ser realizado voluntariamente por mujeres menores de 35 años y mayores de 18 años. Se considera padre del niño a quien dona los espermatozoides para la concepción.

Debido a estas leyes, los futuros padres deben adoptar legalmente al niño de la madre sustituta, que también debe estar de acuerdo en renunciar a la patria potestad en favor de los futuros padres.

El proceso de adopción de un niño nacido a través de una madre de alquiler no es desconocido, específicamente si los padres previstos son hombres homosexuales. Incluso en los países en los que los derechos parentales recaen únicamente sobre los hombros de los padres biológicos, las parejas homosexuales y los cónyuges que no donaron expresamente el material genético están generalmente obligados a adoptar legalmente al niño.

 

Subrogación En La República Checa: El Proceso

Es importante que los futuros padres que consideren la subrogación como una opción se familiaricen con las leyes y los procesos que se relacionan con su situación específica.

Emplear la ayuda de una agencia de alquiler de vientres experimentada y bien establecida es a menudo la mejor opción de los padres para navegar por las diversas leyes y procedimientos legales que deben tener lugar antes de aceptar cualquier proceso de alquiler de vientres.

Las agencias no solo estarán familiarizadas con las leyes y procedimientos legales y médicos del condado en particular en el que operan, sino que también están más familiarizadas con el proceso y las normas culturales que se observan en ese país.

Al igual que con cualquier acuerdo de maternidad subrogada, se advierte a los futuros padres que no deben conseguir una madre de alquiler en la República Checa. Al no estar particularmente familiarizados con ningún país, los futuros padres pudieran ser presa de procesos de explotación e incluso criminales, en caso de que contrataran accidentalmente a una madre de alquiler sin interactuar con las leyes y prácticas existentes, aunque sin intención de malicia ni culpa directa por su parte.

La subrogación es un proceso muy matizado, incluso en las formas más simples. Las legalidades y las prácticas médicas muy específicas deben observarse dentro de una estricta conformidad con las leyes y costumbres locales. Especialmente en países como la República Checa, donde las leyes tienden a ser vagas.

Aunque esto no debe desanimar a los padres, es importante tomar consciencia de los problemas potenciales que se pueden experimentar. Esencialmente, la República Checa parece una opción fantástica para tu familia y tú, así que habla con un representante de la agencia para saber más. Prepárate para mirar hacia el futuro y el futuro de tu familia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de su visita. Si está de acuerdo, haga clic en Aceptar y si rechaza, todas las cookies en nuestro sitio web se desactivarán, aunque no le garantizamos un funcionamiento perfecto de las mismas. Más información en nuestra Política de cookies Ver más